"En cualquier momento acontece 
                                                           [1 poema

                       por ejemplo

            ese aleteo de moscas afónicas

                       sobre 1 envoltorio que nadie 
                                              [acierta a descifrar

            cuánto tiene de basura y cuánto 
                                                     [de milagro" 

Mario Santiago 

 
 

Esta serie de fotografías y pequeños videos son el resultado de una relación lúdica entre la luz y yo, justo en un tiempo en el que la casa, a la que llegué, reclamaba su voz y yo reclamaba un hogar.

 

Todo comenzó como un juego para ver, mirar, observar, y contemplar. 

  

Documenté para atestiguar el diálogo entre la ausencia y el olvido que existía en la casa a la que llegué a vivir.  Cada sonido de la cámara significaba una respuesta al grito de silencio y deuda en el que fue abandonada. 

Comencé por medio de este juego a hacer míos los rincones, las esquinas, las rutinas y aquellos objetos pasajeros y anodinos a sentirla mi casa.

 

El juego era/es simple, la luz me decía a dónde y qué mirar. Ir a dormir cada noche para despertar e imaginar de qué lado aparecerían las fotografía.

Descubrí un espectáculo para admirar, el cual se ha convertido en un paisaje personal.

 

                                            Hoy esta casa es más mía que de nadie.  

 

Conjunto de fotografías que me recuerdan que a la poesía se le puede encontrar en cualquier sitio y  me recuerdan en la simpleza que el tiempo sigue pasando y todo desaparecerá.  

Mientras tanto, sigo recogiendo zapatos en mi camino, recolectando tazas y vasos que dejamos por toda la casa, disfrutando contemplar a la luz hacer lo suyo mientras me advierte que aún sigo en este mundo.

sin título 2

sin título 3

sin título 1